Aquí os vamos a dejar varios consejos para cuidar el cuerpo tanto por dentro como por fuera.

1. Trucos para proteger la piel de los rayos del sol

El consejo principal es no salir de casa sin protección solar y aplicar una crema solar con un SPF bastante alto para protegernos completamente y repetir la aplicación regularmente si nos exponemos mucho tiempo al sol.

Y sobretodo no debemos estar durante mucho tiempo al sol durante las horas de mayor calor.

2. Usar jabón suave en tu piel

Si tu piel se seca con facilidad, lo ideal es utilizar productos suaves y sin mucho jabón en nuestra rutina de limpieza diaria.

Si utilizamos productos muy fuertes, la piel puede verse afectada secándose más. Los mejores productos son los jabones ricos en lípidos.

3. En la ducha

Para nuestra piel es mejor la ducha que el baño ya que tiende a secar la piel.

Asegurate de que el agua esté templada y no muy caliente.Los baños de vez en cuando se pueden dar siempre y cuando no estemos mucho tiempo bajo el agua.

4. Secar con suavidad

Antes de salir de la ducha debemos aclarar completamente para quitar todos los posibles restos de jabón.

Y posteriormente secamos con ritmo constante y dando toquecitos suaves en todo el cuerpo con la toalla. Es mejor no frotar la piel con movimientos agresivos hasta que no esté totalmente seca.

5. Hidratación completa a diario

Una buena hidratación de manera continua dará a tu piel el cuidado que tanto necesita.

Después de secar la piel toca el momento de usar una buena crema para hidratar nuestra piel de manera eficaz.

De esta forma ayudamos a arreglar la película hidrolipídica que recubre la epidermis. Además hay que elegir la crema según nuestro tipo de piel para mejores resultados.

6. Durante el frío

A lo largo de los meses de invierno la piel se vuelve sensible y esto es debido a que el frío al igual que el viento y el sol tienden a secar la piel y la deja son sensación de picor y tirante. Cuando te des cuenta que bajan las temperaturas abrígate bien y no olvides las manos también.

7. Beber agua

Todos sabemos que para tener una piel estupenda necesitamos beber mucha agua. Lo recomendado es beber 2 litros de agua al día para estar completamente hidratados.

Si nos cansamos de beber agua podemos aprovechar la infinidad de tés, infusiones y de aguas con sabores que hay en el mercado.

8. Dieta equilibrada y saludable

Comer de manera correcta y saludable no es sólo bueno para nuestro cuerpo, también para la piel.

Se debe comer 5 piezas de fruta al día y verduras, ya que son ricas en antioxidantes. Así conseguiremos ayudar a nuestra piel para que este en buen estado y por lo tanto todo nuestro cuerpo también.

9. Dormir correctamente

Nuestro cuerpo necesita una cantidad de sueño determinada para estar perfectamente saludable.

Las horas necesarias de sueño vienen determinadas genéticamente, algunas personas necesitan siete, ocho, nueve horas…

10. No fumar

Ya sabemos la infinidad de problemas que da a nuestra salud el fumar constantemente.

Nuestra piel se ve muy afectada si fumamos dejando el cutis apagado y mate, además hace que envejezca antes. Si dejamos de fumar veremos resultados tanto por fuera como por dentro.