Tanto el botox como el ácido hialurónico son muy utilizados en el rostro por eso vamos a explicar que beneficios tienen, que es, porque utilizarlo y mucho más.

Botox ¿qué es y para qué sirve?

Para empezar vamos a explicar que es el botox también llamada toxina botulínica (es el nombre que le dio la primera marca que lo comercializó por primera vez).

Es una toxina producida por la bacteria Clostridium Botulinum que produce botulismo, es decir se aprovecha su capacidad de producir parálisis muscular y se aplican en cantidades reducidas en nuestro organismo ya que aportan muchos efectos positivos en tratamientos de ciertas enfermedades neurológicas y en medicina estética sobretodo para las arrugas de expresión.

Al inyectar el botox en la piel relaja las fibras de los músculos para disminuir la potencia de contracción. Esto hace que la comunicación con los nervios se corte, de forma que acaba originando una parálisis al no recibir las ordenes. Por eso se utiliza en cosmética para frenar la aparición de las arrugas.

En medicina general y en medicina estética no suponen ningún riesgo para la salud si es realizado por un profesional cualificado y sirve simplemente para suavizar las expresiones del rostro.

Se utilizan en varias zonas del rostro las más comunes son:

  • Frente
  • Patas de gallo
  • Entrecejo

Ventajas y beneficios del botox

Este tratamiento le da al rostro un aspecto natural, fresco, rejuvenecido y elimina los síntomas de cansancio. A continuación le mostramos las ventajas que aporta:

  • Se puede aplicar en cualquier época del año
  • Esta técnica es casi indolora
  • Los efectos se ven al instante y se suelen prolongar entre 5 y 6 meses
  • Tiene pocas contraindicaciones
  • De manera muy poco frecuente puede tener efectos adversos como náuseas, reacciones alérgicas o rigidez facial.
  • Evita la cirugía

Ácido hialurónico ¿qué es y para qué sirve?

El ácido hialurónico es un componente que está presente de forma natural en nuestras articulaciones, en los cartílagos y en la piel. Depende de la zona en la que se encuentre cumple unas funciones u otras. Actúa como una esponja ya que rellena las arrugas de expresión y hace que la piel se vea turgente y jugosa.

Se aplica como ingrediente en tratamientos estéticos por su propiedades antiaging, ya sea en inyecciones, en cremas o en suplementos alimenticios.

En medicina estética esta sustancia se inyecta en función de las necesidades de cada persona para corregir los signos del envejecimiento. Las zonas en las que más se utilizan y se aplican son:

  • Pómulos
  • Alrededor de la boca
  • Contorno y comisura de los labios
  • Líneas de expresión (que van desde la nariz hasta la boca)
  • Patas de gallo

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

La incorporación de este ácido a nuestra piel estimula nuestro propio ácido hialurónico y la síntesis del colágeno. Rellena y da volumen y de este manera ayuda a reducir las arrugas. Es un ingrediente antiedad imprescindible aunque es más efectivo cuando se inyecta (infiltraciones en tratamientos médico estéticos).

También se puede apreciar su efecto en sérums y cremas al actuar como agente hidratante.

Beneficios del ácido hialurónico

  • Alisa la piel
  • Hidrata
  • Rellena las áreas como labios ojeras, pómulos, arrugas
  • El relleno de ácido hialurónico es reabsorbible (los efectos suelen durar 6 meses)
  • No produce alergias ya que se encuentra de manera natural en nuestra piel
  • Rejuvenece la piel
  • Reduce las arrugas