Dejarnos crecer la barba es algo fácil pero tener una barba arreglada puede que no sea tan fácil. Aquí vamos a dejaros varios consejos para tener una barba perfecta de 3 días de una manera muy fácil.

Para tener la barba en perfecto estado no vale solo con dejarla crecer y nada más, si no que es necesario disponer de los mejores materiales.

Y así conseguir una barba mucho más cuidada de manera que sea más fácil retocarla y que nos aguante mucho más tiempo.

Pasos para conseguir una barba perfecta

Paso 1: Podemos empezar con una navaja y nos afeitamos totalmente. Lo mejor es empezar de cero para poder hacer las cosas bien desde el primer momento.

Paso 2: este paso es muy fácil ya que solo tenemos que dejarnos crecer la barba. Cada barba tiene un proceso de crecimiento distinto, de todas formas si tu barba es de la que tarda en salir no pasa nada ya que de igual modo conseguiremos tener la barba como deseamos.

Paso 3: Esperamos unos días más y ahora es el momento perfecto para dar uniformidad a la barba, justo cuando la barba haya llegado a pasar un poco la longitud que deseamos.

Paso 4: Ahora llega el momento de coger una buena maquinilla de afeitar que disponga de varios niveles para poder dar forma a la barba.

Hay que empezar por un número bastante alto al que quieres ya que es más sencillo tener que ir bajando poco a poco hasta conseguir la largura que queremos.

Arriesgarse con un cabezal más pequeño en la primera vez puede suponer que no quedemos totalmente satisfechos con el resultado y eso significa tener que empezar todo el proceso desde cero.

Paso 5: Después de conseguir esa uniformidad a la barba, toca el momento de coger de nuevo la navaja y perfilar todas las zonas donde queremos dar forma a la barba.

Aquí tendremos la opción de afeitarnos hasta la mandíbula o solo retocar la barba hasta que quede estético.

Paso 6: Y ya para finalizar todo este proceso y en muchos casos no se tiene en cuenta es el cuidado de la barba. Hay que lavar la barba y rodearnos de productos que consigan mantenerla limpia y aseada.

En este caso hay que lavar la barba con productos y lociones especiales para ello para así cuidarla mejor.

También podemos utilizar productos que suavicen y den sensación de suavidad al tacto.

Y al lavar la barba hay que hacerlo de manera intensa al menos 2 veces cada semana para que nos permita disfrutar de un afeitado muchísimo más cómodo y agradable.