Lo primero que hay que saber es que cobertura queremos o necesitamos y luego el segundo paso es su aplicación. Para conseguir un maquillaje sencillo hay que tener en cuenta que cada tipo de piel es diferente y cada uno tiene sus propios trucos para aplicarla, también influye la técnica y las herramientas para un acabado totalmente completo y perfecto.

Efecto poco cubriente y natural

maquillaje sencillo

Para este tipo de efecto poco cubriente lo aplicamos con una brocha o con los mismos dedos repartiendo por todo el rostro de manera uniforme desde el centro del rostro hacia afuera.

Así conseguimos que el centro de la cara quede bien cubierto y se difumine en las partes externas y de esta forma obtenemos un acabado totalmente cubriente, impecable y muy muy natural.

maquillaje sencillo

Este efecto es ideal para aquellas que no quieren maquillarse mucho pero que a la vez tampoco quieren tener un aspecto cansado, ideal para las que quieran tener un maquillaje sencillo.

Eso sí antes del maquillaje utilizar una crema que se adapte a vuestro tipo de piel y después de la base unos polvos selladores para que nuestra base aguante un pelin más.

Efecto cobertura normal a cubriente

maquillaje sencillo

El efecto más perfecto es aplicar el maquillaje a toques pequeños, de esta manera nos aseguramos que el producto no se extienda demasiado y quede bien puesto en las zonas que deseamos.

Otra opción es utilizar esta técnica solo en las zonas que más lo necesitamos que necesitemos mayor cobertura y en el resto del rostro utilizar el método anterior y así conseguiremos una modulación según las zonas del rostro.

Este efecto queda en la cara muy natural además la piel se verá perfecta, incluso muchos profesionales se decantan por esta última técnica porque solo utilizando pequeñas cantidades de producto corregiremos la modulación cuando sea necesario.

maquillaje sencillo

Con estos trucos podremos tener un rostro impecable sin necesidad de gastar mucho producto y tapar solo las zonas que necesitemos.

Solo necesitamos una buena base de maquillaje según nuestro tipo de piel (grasa, mixta o seca) y una brocha para mayor precisión y así difuminar mejor que con los propios dedos.

maquillaje sencillo

Para mejores resultados y que el maquillaje permanezca por más tiempo en nuestra piel podemos utilizar unos polvos fijadores translúcidos para no aplicar más color al rostro.

Y si queremos completar totalmente nuestro maquillaje solo necesitamos una máscara de pestañas, un brillo de labios o un pintalabios y una sombra de ojos de esta manera estaremos perfectas para un look muy natural para el día a día.