Cuando llega el verano solemos acordarnos de la celulitis y si nuestros cuidados no son constantes aparece y está es difícil de eliminar.

Pero si seguimos una serie de consejos durante todo el año podemos mejorar nuestro aspecto.

¿Por qué aparece la celulitis?

La celulitis no es un problema solo de mujeres con sobrepeso. Si es verdad que tener un peso muy elevado hace que tengamos celulitis, por la acumulación de grasa.

Pero las chicas delgadas también pueden obtenerla sino se cuidan bien. Un 90% de mujeres sufren este problema y aparece por varios factores:

  • Desequilibrios hormonales
  • Factores genéticos
  • Problemas circulatorios
  • Retención de líquidos
  • Falta de ejercicio
  • Dietas ricas en grasas

¿Qué es la celulitis?

Tiene aspecto de piel de naranja y se localiza normalmente en muslos por varias consecuencias, que son:

  • Piel debilitada: una estructura de colágeno deficiente que permite que la grasa aparezca en la superficie de la piel creando así la piel de naranja.
  • Un exceso de grasa: acumulado en las células de grasa. El organismo no es capaz de metabolizar el exceso de triglicéridos y los adipocitos se hinchan y se pueden multiplicar hasta 100 veces su tamaño y son empujados hasta el exterior.

5 Pautas para combatir la celulitis

1. Dieta sana y equilibrada: rica en verduras, frutas y reducir el consumo de cafeína, alcohol y sal.

2. Beber 2 litros de agua al día: para evitar la retención de líquidos, si es tu caso consume alimentos antidiureticos como la piña, sandia, tomate, perejil, té verde… etc

3. Ejercicios diarios: los ejercicios aeróbicos son tu mejor aliado, realizar estiramientos de brazos, piernas y glúteos. Y sobretodo la bicicleta hará que pierdas muchas calorías, endurecer piernas y glúteos.

Los ejercicios para tonificar que recomendamos son todos los que intervengan las piernas, glúteos, caderas y abdomen.

4. Utilizar productos cosméticos: para ayudar a combatir la celulitis de zonas como el vientre, muslo, caderas y la parte interna de los brazos.

5. Exfolia la piel: una vez a la semana para aumentar la eficacia de cualquier tratamiento.