Las manchas es algo que nos preocupa a todas y un 80% de las mujeres las sufren, por eso en este articulo queremos daros unos sencillos consejos para evitarlas y así tener el rostro que tanto deseamos.

Las manchas

Las manchas son un problema que afecta a la mayoría de las mujeres y pueden aparecer por diversos factores como por ejemplo por las hormonas, por la genética, la exposición solar o el envejecimiento.

Es imprescindible saber qué tipo de manchas tenemos para evitar que aparezcan nuevas. en este artículo vamos a explicar donde aparecen, que son, porque salen y como frenar para que no salgan más.

Como aparecen

Las manchas en la piel salen porque las células que producen los pigmentos (la melanina) en esta determinada zona funcionan a mayor velocidad produciendo más cantidad que el resto.

Estas células una vez que se alteran no se pueden eliminar pero podemos intervenir para mantener su ritmo natural en la producción de la melanina.

Este tipo de manchas se llaman hiperpigmentaciones las que encontramos más comúnmente se denominan melasma y léntigos.

Los léntigos son de color marrón son las que aparecen con frecuencia en el rostro, en los hombros o en las manos y aparecen por la exposición solar, el envejecimiento cutáneo o por el paso del tiempo.

El melasma son del mismo color y aparecen en la parte superior de la frente, mejillas o en la parte superior del labio. Aparecen en mujeres de mediana edad o en jóvenes. Y esto es importante ya que está expuesta efectos hormonales como embarazo o anticonceptivos.

Trucos para prevenir las manchas

Aquí os vamos a dejar varios trucos para intentar que no salgan nuevas manchas.

1.Es muy importante no exponerse al sol durante mucho tiempo y usar siempre protección solar muy alta (SPF 50) en las horas de mayor exposición solar. Así podremos prevenir la aparición de las manchas.

Además también hay muchísimas cremas hidratantes, antiarrugas que nos protegen de las radiaciones solares, así que recomendamos aplicar una crema con factor solar y aplicarla diariamente.

2. Debemos utilizar un tratamiento cosmético despigmentante, cuando ya tenemos manchas en nuestra piel tenemos que usar cremas que contengan activos despigmentantes, exfoliantes para dejar la piel lisa y homogénea al igual que los tratamientos antioxidantes.

Hay varios activos como el ácido glicólico, kójico etc… que ayudan a disminuir las manchas. Además existen muchos tratamientos para cada tipo de piel y con diferentes texturas.

3. Si tenemos granitos mejor no tocarlos ya que se pueden dejar marcas difíciles de quitar que a su vez si nos exponemos al sol se pueden oscurecer pudiendo formar manchas.

4. Hay tratamientos como el peeling médico, el láser… que ayudan a disminuir la pigmentación y eliminar las manchas.

Hay que tener en cuenta que con estos tratamientos no eliminamos las células que producen los pigmentos y por eso no debemos dejar de usar la protección solar y los tratamientos despigmentantes.

5. Y por último tener mucha paciencia ya que los resultados no son inmediatos por lo menos debemos esperar 3 meses para ver resultados y como recomendación si no consigues quitar las manchas ves a tu dermatólogo o médico estético que te evaluará en profundidad.