En este post vamos a tratar sobre las técnicas de maquillaje profesional más utilizadas como son el strobing y el baking para tener un rostro perfecto de manera profesional en muy poco tiempo.

El contouring

maquillaje profesional

Antes de empezar a explicar las demás técnicas vamos a explicar qué es el contouring. Esta técnica consiste en resaltar y definir a la perfección los rasgos faciales mediante tonos claros y oscuros. Además pueden ser en polvo o en crema según las necesidades de cada rostro, mezclando estos tonos conseguirás el maquillaje profesional que necesitas.

Strobing

maquillaje profesional

Esta técnica trata de enfocar un look natural y luminoso para crear dimensiones marcando las facciones con puntos de luz con el iluminador así de sencillo y fácil.

¿ Cómo lo aplicamos?

maquillaje profesional

Primero aplicamos la base de maquillaje, el corrector antiojeras y posteriormente el iluminador.

Los puntos claves que hay que resaltar en el rostro para un maquillaje profesional para esta técnica son:

  • La parte superior de los pómulos hay que potenciarla dibujando una media luna pero sin excederse.
  • La punta de la nariz.
  • El hueso de la ceja.
  • El arco de cupido.
  • En algunas ocasiones en la parte superior del entrecejo.
  • En el lagrimal.

De esta manera lo que hacemos es potenciar las zonas donde naturalmente se destaca la luz en nuestro rostro.

Baking

maquillaje profesional

Los maquilladores utilizan esta técnica para evitar las líneas de expresión, los poros dilatados y las manchas en la piel.

Ofrece un mejor acabado y de mayor duración para conseguir un rostro sin imperfecciones de manera más precisa en el área inferior de los ojos.

Realmente funciona si se aplica correctamente en las zonas indicadas y teniendo en cuenta las necesidades de cada piel.

¿Cómo se rellenan los poros y las líneas de expresión?

maquillaje profesional

El baking lo que hace es que el propio calor que genera nuestra piel, provoca que el corrector se funda con la piel para conseguir un tono y texturas distintas. Y a la vez rellena las imperfecciones al asentarse gracias a la gruesa capa de polvos que aplicamos.

Aplicación

A continuación vamos a definir en tan solo 5 pasos cómo aplicar la técnica del baking:

1.Lo primero de todo es la hidratación de la piel incluyendo la zona de las ojeras con el contorno de ojos.

2. Después de aplicar la base de maquillaje, aplicamos el corrector en la parte inferior del ojo con suaves toques para s¡que se funda con la piel.

3. Ahora introducimos los polvos translúcidos con una esponja previamente humedecida cogiendo bastante producto. Las zonas donde hay que aplicarlo son:

  • El área inferior del ojo
  • El mentón
  • Los pómulos
  • En la nariz de forma vertical
maquillaje profesional

4. Se deja actuar durante unos 10 minutos para obtener un mejor resultado. Mientras esperamos podemos empezar a maquillar nuestros ojos, no pasa nada si cae algo de producto de la sombra de ojos ya que luego vamos a eliminar el exceso de polvos de todo el rostro.

5. Y por último retiramos el exceso de producto con una brocha para el rostro desde dentro hacia afuera con un movimiento de arrastre.

Hay que asegurarse de difuminar muy bien los bordes para que quede perfectamente integrado con el resto de maquillaje y de esta manera quede muy natural.